Mientras filmaba “Kill Bill”, la actriz Uma Thurman sufrió este accidente automovilístico.

El director Quentin Tarantino rápidamente acude a ayudarla, pero ahora, después de varios años, afirma que tomó una mala decisión en pedir a la actriz que hiciera esta escena sin la ayuda de un doble.